Historias, Reflexiones y Fotografías.

El credo LEICA

Este es mi LEICA
Hay otros muchos pero este es el mío.
Mi LEICA es mi mejor amigo, y es mi vida.
Tengo que dominarlo, igual que me domino a mí mismo.
Sin mí, mi LEICA no sirve.
Sin mi LEICA, yo tampoco sirvo.
Tengo que encuadrar con mi LEICA.
Tengo que componer bien la escena, que es fugaz.
Tengo que dispara antes de que ser visto, lo haré.
Voy a mantener mi LEICA limpio y listo.
Así como yo soy limpio y listo.
Vamos a formar parte el uno del otro.
Esto que digo lo juro ante los MAESTROS.
Mi LEICA y yo somos los defensores de mi fotografía.
Somos los dueños de mi visión.
Nosotros somos los salvadores de la fotografía.
Así sea, hasta que en vez de imágenes haya fotografía.
Amén.

Anuncios